Microsoft Azure

Microsoft Azure: 5 funcionalidades claves en la informática

 

Microsoft Azure es una plataforma que integra servicios completos en la nube para que desarrolladores y equipo TI administren e implementen aplicaciones y otros recursos a través de un gran centro de datos mundial.

 

Este esquema completo en la nube ha incluido funciones muy puntuales para responder a la tendencia global de crecimiento de un 30 % en las inversiones relacionadas con soluciones de la nube entre 2013-2018.

 

Los ciberataques pueden costarle hasta $ 3,000 millones de dólares a la productividad y conectividad, por eso, los usuarios de la nube están exigiendo mejores condiciones para adquirir un servicio seguro, privado, transparente y por supuesto útil para cualquier escenario de negocio.

 

Sin embargo, si su empresa, negocio u organización no ha contemplado un plan de migración hacia una plataforma en la nube deberá tomar en cuenta los siguientes 3 pasos fundamentales en la adquisición de este servicio:

 

Experimentación:  Los ingenieros y otro personal involucrado en los procesos TI crean las aplicaciones en la nube para así conocer cómo funciona y cómo se adapta el servicio al flujo de trabajo interno.

 

Migración:  La colaboración interna es la base principal para este paso; desde el equipo de soporte, ejecutivo, recursos humanos hasta los asesores legales tienen que participar en cada fase.

Transformación:  En esta etapa las aplicaciones incluidas en el plan de migración se rediseñan y adaptan para obtener los mejores beneficios de los servicios de la nube como:  obtener análisis de rendimiento y otros recursos esenciales.

 

 

5 alcances claves de Microsoft Azure:

 

Microsoft ha desarrollado en la última década una cultura de innovación, supervisión e implementación que aporta a la entrega de aplicaciones útiles y fáciles de ejecutar, por eso , se presentan los 5 principales alcances de Azure:

1.DevOps ( Desarrollo y operaciones a través de una cultura de colaboración):

 

Con una cultura de desarrollo, implementación, creación, actualización y administración de aplicaciones mediante la nube, su equipo TI tiene la oportunidad de aumentar su productividad junto a otros profesionales de su empresa como: desarrolladores y personal de soporte. Este proceso tiene que ser clave en la experimentación de recursos y liberación de la infraestructura.

 

Microsoft Azure se convierte en un apoyo único en la ejecución de test de hardware, software y aplicaciones, por ejemplo, será capaz de asignar servidores, optimizar cargas y observar las tendencias de comportamiento de su tecnología.

 

2.Seguridad en la nube:

Uno de los temas más espinosos al conversar con el equipo TI interno de una empresa u organización es la migración de su información del sistema local al entorno de la nube. En el pasado, las personas   ahorraban su dinero en alcancías o en otros depósitos ubicados dentro de las casas, sin embargo, comprendieron que usar los servicios bancarios era la nueva alternativa para asegurar sus activos. Una situación parecida ocurre en la era de la computación en la nube, en la cual los usuarios deben participar activamente en el almacenamiento de la información junto al proveedor del recurso.

 

 

Al contratar un servicio en la nube como Microsoft Azure deberá verificar que el centro de datos esté sometido a estrictos parámetros de vigilancia física como:  monitoreo con cámaras de seguridad 24 x 7 y auditoría en los sistemas de autenticación y acceso a los servidores.

 

Si está implementando una plataforma IaaS (servicio como infraestructura), su personal deberá responsabilizarse de actualizar los parches de seguridad y otros requerimientos de su software, pero con un servicio PaaS (Plataforma como servicio) su proveedor mantendrá el software actualizado. Microsoft Azure incorpora un servicio de encriptado y cifrado tanto para datos en reposo como los que están en tránsito.

3.Resiliencia en la nube:

Una de las ventajas de la nube es bajar los costos a través del uso de un hardware optimizado, en décadas pasadas, las empresas creían que al comprar equipos de alta tecnología les resolvía el tema de la escalabilidad, sin embargo, la ampliación del servicio es suficiente.

 

Así que en vez de comprar un equipo caro y fuera de su alcance, aprenda a distribuir las máquinas que hacen posible el funcionamiento de la tecnología. Si ha fallado en el desarrollo en la nube, no se preocupe, el fracaso lo puede compensar con prácticas óptimas como: la definición de los requisitos de disponibilidad, identificar qué falló y la prueba de la implementación en la estrategia

4.Análisis de datos:

Los datos se están convirtiendo en el punto céntrico para obtener estrategias y optimizar prácticas internas y externas en organizaciones y empresas.  De acuerdo con el documento Enterprise Cloud Strategy de Microsoft, para el 2020, se crearán 44 billones de gigabytes en datos y estadísticas.

 

 

Esto proviene de varias actividades que cumplen los humanos, ejemplo: las búsquedas en la web, los registros médicos, los modelos de compras, las consultas en redes sociales y el uso de celulares, etc.  Sin embargo, existen tres grandes retos para el acceso a esta información: volumen, velocidad y variedad.

 

Los parámetros anteriores pueden ser resueltos con una correcta computación en la nube, ejemplo, las poderosas herramientas incluidas con Microsoft Azure son capaces de ordenar los algoritmos y las categorías de toda la información recopilada.

5.Principios de inteligencia artificial:

El área de inteligencia artificial era un campo de investigación hace unos años, sin embargo, con el ágil auge de la nube se han añadido modelos capaces de crear modelos de predicción.

 

Estos modelos configurados son útiles en tareas cotidianas de mantenimiento, un caso sería los avisos previos de cuándo fallará una máquina o servidor, sin embargo, para lograr éxito en esta área deberá someter las características de inteligencia artificial a pruebas.

 

Aunque las plataformas en la nube como Microsoft Azure revolucionan la manera en cómo se organiza la información y los recursos TI, lo importante es desarrollar una cultura de cooperación basada en el aprendizaje, la optimización, las pruebas y los planes de mejora. Recuerde: la productividad es aumentar la capacidad de respuestas ante nuevas estrategias y problemas.